Feeds:
Entradas
Comentarios

Macondo era ya un pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico… Sin embargo…ya había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la ciudad de los espejos (o los espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres… y que todo lo escrito era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

(Cien años de soledad)

Un hongo de fuego y cenizas oscurece la tarde, los vitrales de la ciudad se rompen en cientos de pedazos y caen implacablemente, la gente huye despavorida mientras en el camino pierde a sus familiares. Los estallidos suenan una y otra vez, la onda expansiva y los restos del armamento destruyen todo a su paso: hay heridos y muertos. La gente llora, grita, se desespera; anochece, hace frío, nadie ayuda…

Lo que parecería una pesadilla ocurrió en Riobamba, hace catorce años, el 20 de noviembre de 2002, debido al estallido de una bodega con armamento en la  Brigada Blindada Galápagos, una de las más importantes del país.

Seguir leyendo »

Proceso libertario

proceso-libertario

Historia en breve

riobamba-1820

COLLAGE_MARÍA_MURGUEYTIO_V-11-AG-2016

María Murgueytio Velasco de Guerrero, destacada riobambeña y chimboracense, pionera de varias conquistas para las mujeres de su cantón y provincia y del país entero. Nacida en Riobamba el año de 1927, riobambeña ilustre y en mucho porque tuvo a su lado un gran esposo y gran riobambeño, Lauro Anibal Guerrero Mancheno. Ambos,  con gran ternura, procrearon dos hijos riobambeños, Mario Aníbal Guerrero Murgueytio, embajador de Carrera de la República y, Rosa Matilde Guerrero Murgueytio, máster en Economía, funcionaria del Banco Interamericano de Desarrollo y asesora principal de Inclusión Financiera del Gobierno de Chile.

Seguir leyendo »

La ritualidad del poncho

El poncho procede de un ser vivo y por lo tanto también es un ser vivo y requiere respirar. Por eso, a esta prenda nunca se la encierra ni se la guarda; en tal caso se la coloca encima de cajas y baúles en los cuales se protege los documentos importantes. En 2006, tuvimos la oportunidad de conversar con el padre Pedro Torres, líder de la Unidad Pachayachachik, durante la exposición de ponchos organizada por ese plantel educativo.

Los ponchos deben respirar.

Los ponchos deben respirar.

Seguir leyendo »

Riobamba en noviembre

Riobamba de esperanza, de Henry Estrada.