Feeds:
Entradas
Comentarios

Foto de Edmundo, con dedicatoria a sus abuelitos.

Hace diecisiete años conocí a Fabiola y Roger Chiriboga González. Era julio de 2001 y se acercaba una fecha muy emotiva y dolorosa. Se cumplían seis décadas de la muerte de su hermano, César Edmundo, y los recuerdos eran tan vívidos y los sentimientos tan fuertes que arrancaron algunas lágrimas. En el diálogo me enteré del impacto tan devastador que había tenido la muerte de Edmundo en su madre Romelia. Quiero compartir el artículo escrito fruto de aquel encuentro con la historia, pero sobre todo con el amor y la tragedia de una familia.

Seguir leyendo »

Anuncios

María de Lourdes del Castillo y Benigna Dávalos (Foto cortesía de Juan Fernando Dávalos y Mario Godoy Aguirre ).

Los labios que no besan son pétalos muertos, son himnos sin notas, son astros sin luz. Los pechos que no aman son noches polares, sarcófagos tristes do alberga el dolor.

Estos versos de melancólica belleza pertenecen al reconocido pasillo ecuatoriano “Ángel de luz”, creado por la riobambeña Benigna Dávalos. La transcendencia de esta canción ha sido tomada en cuenta para que la artista sea la única mujer compositora en contar con una efigie en el Museo del Pasillo, que se abrirá en nuestra capital ecuatoriana. Seguir leyendo »

Fresco al interior del Templo Expiatorio de San Felipe en Riobamba.

“En la mañana del 4 de mayo de 1897… yo vi con mis propios ojos que el mayor Luis Soto y el capitán Santos Manzanilla, costariqueños, como yo, los tenía, mataron al R.P. Moscoso en la celda; le encontraron hincado en un reclinatorio, orando delante de un crucifijo, y ellos gloriándose de haberle matado salieron a la puerta, y el mayor Soto colocó su rifle entre los brazos del P. Moscoso y le hicieron abrazar el rifle poniéndole en son de burla. Yo me acerqué al P. Moscoso y vi que la sangre le chorreaba por las sienes y corría por encima de una bufanda morada que el Padre estaba puesto”.

La narración pertenece al comandante José Joaquín Merino, segundo jefe del Batallón 21 de Agosto, que 19 años después de los hechos testificó libre y voluntariamente. Seguir leyendo »

 

Rosa Angélica Fernández de Viteri, autora del escudo de la provincia de Chimborazo.

 

Con claridad y emoción recuerda el día en que decidió participar en el concurso convocado para crear el Escudo de Chimborazo, así también el momento que fue convocada “con premura” al Consejo Provincial para comunicarle el resultado. Desde entonces, hace 58 años, Rosa Angélica Fernández de Viteri pasó a la posteridad como la autora de uno de los símbolos cívicos que representan a todos los chimboracenses.

Seguir leyendo »

Rostro del monumento de Venus.

Como el propio mito en el que se basa, la escultura de Venus, traída hace casi cien años a la Sultana de los Andes, puede renacer a través del proceso de restauración al que es sometido desde el lunes pasado. El trabajo comenzó con una investigación histórica que permita conocer su origen, el contexto de su llegada y cómo transitó desde el asombro hasta el desdén y el abandono absoluto.

Seguir leyendo »

La vista desde Riobamba es espectacular.

La vista panorámica desde Riobamba se compara en espectacularidad solamente con el calor de su gente y las oportunidades que su territorio ofrece. Así lo sienten propios y extraños que, con viva emoción, declaran su amor por la ciudad que los vio crecer, a unos, y que los acogió, a otros.

Centinela del ocaso, sorbete de los puruhaes, Chimborazo, paracaídas de los cielos; Tungurahua, fragua de celos, cachimba del olvido, El Altar, cuna de luna, rascacielos fracasado y sonreído.

                                                  (Fragmento de “Ocaso en los caminos de Riobamba”, de Luis Gerardo Chiriboga)

Seguir leyendo »

DSC09011

Teatro León, fotografía de 2010, antes que se colocara la cubierta.

Durante los 88 años de existencia del Teatro León, las generaciones de riobambeños lo miran de distinta manera, de acuerdo con el tiempo que les ha tocado vivir. Para los de edad avanzada, posiblemente, será visto como un lugar de arte y cultura; otros lo mirarán como un sitio elitista. Para los de mediana edad será el escenario donde disfrutaron de esperados estrenos de cine. Los jóvenes posiblemente lo identificarán con la proyección de cine para adultos. Y para los adolescentes y niños, posiblemente será un edificio permanentemente cerrado y a punto de caerse. El Teatro León, al igual que las obras dramáticas que llegó a albergar, ha vivido momentos de gloria y de infortunio… también de abandono. Seguir leyendo »